PUERTO MADERO

Referencia Legislativa:

Nombre dado por Ordenanza N 51.163 B.O.C.B.A. N 135 del 13/02/1997.

Límites:

Elvira Rawson de Dellepiane, Av. Ing. Huergo, Av. Eduardo Madero, Cecilia Grierson y la actual Costanera Sur.

Población total discriminado por sexo y densidad poblacional: del Censo del 1º de julio de 2001

Total

Sexo

Superficie (Km2)

Densidad (Hab/Km2)

Varones

Mujeres

526

284

243

2,1

253


Fuente: Dirección General de Estadísticas y Censos (G.C.B.A..) sobre la base de datos censales.
Resumen Histórico:

Desde su fundación, Buenos Aires utilizó el "Riachuelo de los Navíos" para el deasembarco de mercaderías, ya que éste era un canal profundo. El desembarco se realizaba de una manera muy modesta: fondeados los barcos, los botes acercaban a los pasajeros y mercancías hasta la orilla ya que no existía muelle.

Hasta 1770, se habían propuesto más de 60 proyectos de puertos y malecones fuera de la zona del Riachuelo, sobre la ribera de la ciudad. Ninguno de estos proyectos, ni los posteriores, supieron dotar a Buenos Aires de una infraestructura portuaria acorde con sus necesidades, y la gran mayoría fueron dejados de lado.

En 1872 se construye el muelle y los depósitos de Las Catalinas, en la bajada de las actuales calles Viamonte y Córdoba.

Una vez superada la etapa de los muelles, el gobierno se propuso la creación de un puerto completo. Entre los diversos proyectos figuraron los de Eduardo Madero y Luis A. Huergo, que generaron encendidas polémicas entre ambos. Pese a lo brillante de la concepción de Huergo, su proyecto fue desestimado, dando paso al de Madero, obra que se inició el 1 de abril de 1887 y que fue finalizada el 31 de marzo de 1898.

Con el correr del tiempo se construyó el llamado Puerto Nuevo, emplazamiento al Norte del anterior, que en realidad debería llamarse Puerto Ingeniero Huergo, ya que fue concebido a partir del esquema planteado por éste.

El puerto proyectado para comerciar cajones y granos fue desplazado poco a poco por los containers y la carga de granos en puertos de aguas profundas, los que decretaron su salida de servicio. En 1989, luego de sancionarse la Ley de Reforma del Estado, se creó la Corporación Antiguo Puerto Madero con el objeto de urbanizar las 170 hectáreas del viejo puerto. La Corporación es una sociedad formada por el Estado nacional y la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires. Una vez que la Corporación escrituró las tierras, se iniciaron los estudios del plan de reciclaje, con el asesoramiento de técnicos del Ayuntamiento de Barcelona y en 1991 se convocó a un Concurso Nacional de Ideas de donde nació el Plan Master del nuevo barrio.

Esta urbanización significó la mayor obra en su tipo que se haya realizado en la historia de la ciudad de Buenos Aires.

Esta zona, convertida en un centro de gran expansión comercial, con la incorporación de oficinas y viviendas familiares y el proyecto de construcción de distintos centros culturales, ha generado además un nuevo recorrido turístico con identidad propia, con las condiciones para transformarse en un nuevo barrio.

Puerto Madero no es un barrio como cualquier otro, su diseño fue pensado con un criterio diferente al del resto de los barrios y desde un principio acaparó la absorción de inversiones tanto nacionales como extranjeras que lo convirtieron en un barrio exclusivo.

El nuevo barrio agrandó la ciudad, y en consecuencia se debió modificar la Ordenanza No. 26.607 incorporando el siguiente párrafo en el Decreto No. 106, del 5 de diciembre de 1996, fijándose los límites por las calles: Elvira Rawson de Dellepiane, Av. Ing. Huergo, Av. Eduardo Madero, Cecilia Grierson y la actual Costanera Sur.

Geográficamente está entre las Avenidas Córdoba y Brasil, ocupando una superficie de 170 has. Es una angosta tira urbanizada que corre entre los cuatro diques y un gran parque formado por reservas verdes que se funden con la Reserva Ecológica.

Las calles del barrio llevan los nombres de mujeres latinoamericanas de reconocida trayectoria y cuentan con boulevares peatonales arbolados.

Aunque hasta el presente se ha avanzado bastante en las construcciones de Puerto Madero, el proyecto definitivo sólo estará terminado en el año 2005 y habrá significado una inversión aproximada de alrededor de unos 1.600 millones de dólares.

En el sector enfrentado al dique 2 se encuentra el Campus de la Universidad Católica Argentina con los edificios de Santo Tomás Moro inaugurado en 1994, los que fueron construídos en tiempo record, con una inversión de 54 millones de dólares. La presencia cotidiana de los estudiantes le ha dado gran dinamismo a la zona y ha significado la llegada de seis líneas de colectivos sobre la Av. Ex Dávila (ahora Alicia Moreau de Justo); también se estudia la posibilidad de prolongar la línea del subterráneo B.

En el futuro el barrio contará con un centro de convenciones y un complejo hotelero; actualmente se ha construído un complejo de cines, teatro y shopping, además de marinas para embarcaciones deportivas.

El exitoso primer tramo de la urbanización cumplida ha desplegado una inusual oferta gastronómica con más de 30 restaurantes de primerísimo nivel.

A los medios de comunicación para llegar a Puerto Madero se ha agregado el tren Castelar-Madero, que utiliza un túnel construído en 1912 para crear este nexo entre la zona oeste y el centro.

Fuente:

Historia de los barrios de Buenos Aires / Cutolo, Vicente Osvaldo.- Buenos Aires: Elche, 1998.- 2 v.

Buenos Aires, ciudad secreta / Nogués, Germinal ...[et al].- Buenos Aires: Ruy Diaz, Sudamericana, 1996.- 650 p.